Ir a contenido
Risotto funghi

Risotto ai Funghi Porcini

Aprende a preparar un clásico Risotto ai funghi porcini, una receta que requiere un poco de trabajo previo, pero que sin duda vale la pena.

Ingredientes:

Arroz Arborio 500 g
Aceite de Oliva Extra Virgen 30 ml
Vino blanco 1/2 copa
1/4 cebolla grande
Grana Padano 80 g
Mantequilla 80 g
Funghi Porcini Secchi 30 g
Caldo de verduras natural 2 lt
1 dado de caldo verdura (opcional)
Sal a gusto

Pasos previos:

- 2 horas antes: Preparar caldo de verduras. El caldo va a ser el liquido principal que se usará para el risotto y es el que le permitira darle la cremosidad ideal.

Para preparar el caldo colocamos vegetales a elección (zanahoria, cebolla, apio, por ejemplo) en una olla con abundante agua fría y dejamos cocinar a fuego bajo por dos horas. Opcionalmente se puede agregar un dado de caldo de verduras para dar más sabor.

-30 minutos antes: hidratar los funghi porcini en un bol con agua tibia.

Receta

En una olla colocar 30 ml de aceite de oliva extra virgen y encender fuego medio. Cortar la cebolla en cubitos, echarla a la olla y dejar cocinar hasta que la cebolla se ablande.

En este punto agregar los 500 g de arroz arborio y revolver constantemente por 2 minutos. Una vez el arroz haya tomado temperatura, agregar de a poco el vino blanco, mientras se sigue removiendo para evitar que se pegue.

Cuando el vino se haya evaporado, empezar a agregar el caldo de verduras (caliente) y seguir revolviendo. Es importante agregar el caldo de a poco y a medida que el arroz aboserve el liquido, agregar más. Continuar así por unos 12-15 min.

Agregar los funghi porcini previamente hidratados al arroz y revolver. Pasados unos 2 minutos, aprovechar el liquido de los funghi porcini para darle más sabor a la preparación y dejar cocinando por otros 3 min revolviendo cada tanto.

Agregar sal a gusto en este punto. Incorporar los 80 g de mantequilla a la preparación y dejar que se derrita. Agregar también el grana padano rayado y mezclar. Seguir cocinando un par de minutos hasta llegar a la cremosidad buscada y emplatar (agregar más caldo de ser necesario).

Opcionalmente rayar un poco de grana padano para terminar el emplatado y listo.

Buon appetito.

Artículo siguiente Spaghetti alla Carbonara

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos